BÉSAME MUCHO. MILAGROSA 2018.

Liberto Esteve Requena.

Cronista Oficial. Colegio Ntra. Sra. de los Dolores. Villena

Miguel y Gala son dos alumnos del colegio, que desde que empezó todo, cada día se sienten más a gusto. A Miguel lo recoge su madre, y a Gala, su hermano Nacho. Cuando salen al patio se les ve charlar con sus compañeros y se saben de memoria lo de “una mano en la pared, con la otra hago el tren…” Crecen a pasos agigantados. El día a día siempre les trae cosas nuevas. Esta última semana les pusieron una medalla, y ya van tres- la de la Milagrosa. La besaron frente a la imagen de la virgen que la tienen en su pasillo, toda una suerte. Le dan más besitos cuando salen de clase. A tres pisos más arriba están Carmen y Claudia, que discuten sin malicia cuando bajan del patio. pero luego se sonríen. Claudia es un poco impulsiva, pero un encanto. Las dos sacan buenas notas y están entregadas en el cole. Les gusta. En la capilla celebraron el 27 de noviembre la festividad de la Virgen Milagrosa. Sobre unos papelitos a modo de rayos, escribieron peticiones y besaron la medalla que Sor Maribel, nuestra directora titular, les impuso. Igual hicieron sus compañeros de 3º de ESO.

Como cada año el colegio a finales de noviembre y antes de que comience el Adviento, celebra a su virgen titular. La traslada hasta la iglesia de Santiago donde se celebran tres  eucaristías en su honor y se reparten medallitas explicando su significado: es un gran regalo que María nos hace, porque nos quiere. Mírala y agradécele sus amor para contigo… y recuerda, esas gracias serán abundantes para quienes la lleven en confianza.

Este año algunas madres del AMPA ha confeccionado una virgen de goma espuma y unas andas. Los alumnos de 3º y 4º Primaria la han sacado en hombros en la procesión. Ha sido un acierto.

Pero ahí no queda todo. Queda lo más importante. Queda el amor que se le tiene a esta virgen que tantas gracias derrama y tanto consuela. Quedan los besos que le echamos al aire, y los vivas. Permanece en el ambiente la fe y la carita de los de tres años que la ven por primera vez y empiezan a hacerla suya, mordiendo esa medalla, besándola a su modo.

En estos días de triduo han sido muchos los mensajes, como los de la misa del jueves a la tarde: la vida está para ser dada Voluntario. Practica el yoísmo vs ultraísmo. Si quieres tener éxito sal de tu zona de confort como hizo María. Todos estamos llamados a dar lo mejor de nosotros mismos.Han sido muchas las palabras. Yo me quedo con la de: que no tengáis miedo a llevar siempre sobre vuestro pecho la medalla.Me aferro a esta idea y me encanta ver como toda la Comunidad Educativa la lleva puesta; como lo hace Carmen, Claudia, Miguel y Gala.

María, la de la Medalla Milagrosa, seguro que nos diría: Bésame mucho, no como si fuera la última vez, sino las veces que haga falta, porque haciéndolo, me recordarás.

Que los rayos que desprenden sus manos nos iluminen a cada instante. Besemos la medalla sin miedo y llevémosla con orgullo.

 

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.