COMIENZO DEL CURSO 2017-18.EMPAPADOS POR EL ESPÍRITU DE SAN VICENTE

Liberto Esteve Requena. Cronista Oficial. Colegio Ntra. Sra. de los Dolores
El agua de lluvia – tan deseada y necesaria- cala los huesos, penetra suavemente sobre nuestra piel y moja. El rocío de este otoño también refresca las hojas y las limpia. Nosotros, como vicencianos, tenemos la suerte de tener como referente a San Vicente de Paúl, y cada año, no tenemos otra cosa mejor que hacer que celebrar su carisma.
El comienzo de curso parece que ha quedado atrás, pero aún se nota el sentir de los primeros pasos, de los cambios de curso, de los nuevos materiales o las metodologías actuales y novedosas. Se respira a novedad, aunque parezca que ya hayamos caminado algunas semanas.
Los alumnos de infantil, los nuevos, adaptándose, en Primaria repasando lo sabido y en la ESO, comenzando temario y sensibilizándonos con el nuevo objetivo formativo : El servicio.
El colegio respira de nuevo, abre sus puertas-nunca han estado cerradas-al comedor escolar, a las extraescolares, a los refuerzos, a los números, a los juegos y dinámicas. Abraza las buenas voluntades, las ganas de seguir, el interés de muchos. El Colegio vuelve a ser lo que es, un lugar cercano y con una comunidad educativa en marcha.
Saber más para servir mejor es uno de nuestros lemas. A lo largo del año buscaremos espacios y motivos para que el Servicio, como valor, vaya calando en la sensibilidad de todos. Una primera toma de contacto han sido las Jornadas de Sensibilización de los primeros días en las aulas, la Convicencia Formativa de los más mayores – quienes han visitado diferentes asociaciones de Villena donde el servicio a los demás es un referente- , y las celebraciones con motivo del día de San Vicente de Paúl.
En la Eucaristía, que organizábamos para celebrar a nuestro fundador se dejaron caer varias ideas: Que el Señor sigue confiando en nuestra capacidad de respuesta. Que nuestra seguridad está en el Amor de Dios y que debemos hacer creíble el Evangelio. En eso estaremos, como vicencianos. Seguiremos confiando en el Amor de Dios, respondiendo a los retos que el curso nos depare. Y todo esto en sintonía con las diferentes asociaciones que forman parte de la Gran Familia Vicenciana: Juventudes Marianas Vicencianas, Asociación Internacional de Caridad, Misioneros Seglares Vicencianos, Asociación Medalla Milagrosa, Hijas de Caridad, Sociedad de San Vicente de Paúl y Congregación de la Misión.
Estamos seguros que esto va a ir bien, porque no solo hemos comenzado bien, sino que estamos empapados, como la lluvia, del espíritu de San Vicente. Si hay tormentas, con el Amor de Dios, nos pondremos a salvo.

Share Button

Los comentarios están cerrados.