SEIS ÁNGELES DE AMOR. EL SÍ DE LAS HERMANAS

Liberto Esteve Requena

Cronista Oficial. Colegio Ntra. Sra. de los Dolores. Villena

María hilaba en su alcoba. Una habitación diáfana y austera. Una cama y una mesa con su silla. Reclinada sobre una especie de hamaca, canturreaba una canción de cuna. El viento soplaba cada vez más fuerte y la cortina blanca de paño baila al son del melódico cántico. De pronto el ángel Gabriel, un ángel del Señor, entró en la estancia. A partir de ahí la historia nos cambió a todos, y María, pasó a ser la Virgen María y la Madre de Jesús. A partir de ahí ya nos conocemos la trama. Según el evangelio de Lucas, esto ocurrió al sexto mes.

La Anunciación y la Encarnación, que celebramos hoy 25 de marzo, siempre han ido unidas en la iglesia católica como dos acontecimientos que se relacionan por su grandeza y profundo significado. El Sí de María permitió que Dios entrara en la vida de los hombres. Es María la primera mujer en tomar las riendas, en apostar por el amor y en fiarse de Dios.

La historia quiso que las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul imitaran a María en un Sí al servicio y la entrega de Dios. Así lo vienen repitiendo desde hace 377 años, cuando Santa Luisa de Marillac y cuatro hijas de la Caridad pronunciaron sus votos por primera vez. Unos votos que miles de Hijas de la Caridad han ido renovando año tras año. Entre ellas seis religiosas  de nuestro colegio como Sor Maribel Bartolomé, Sor Milagros García, Sor Rosario Rodríguez, Sor Consuelo Fraile, Sor. María Antonia Flor y Sor Mª Teresa Martínez. Seis Ángeles de amor que como el ángel Gabriel, han aparecido en la vida de Villena. Seis hijas de la Caridad que hoy, 25 de marzo de 2019, han renovado su compromiso de seguir a Dios. Estos ángeles de la guarda que para los niños y niñas, adolescentes del Barrio de San Francisco o enfermos de nuestra ciudad, son un alivio y un motivo de esperanza. Su labor incansable está dando frutos en su entorno. Día tras días, de buena mañana y tras coger fuerza con la oración, salen a dar amor y servicio.

¡Qué casualidad que el número 6 sea el número que simboliza el amor, la responsabilidad, la honestidad y la fidelidad. Valores que nuestras religiosas poseen de sobra, porque tienen ese talante que ya conservaba la Madre de Dios.

El Colegio Nuestra Señora de los Dolores está de enhorabuena. Seis ángeles de amor han dicho SÍ y seguirán asistiendo y sirviendo a Dios en los pobres. Es una suerte tenerlas a nuestro lado haciendo comunidad y ayudándonos como saben hacerlo.

Muchas felicidades y a seguir dando amor. Ese amor que recibís del Señor y os anima a seguir con esperanza.

 

 

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.