SEMBRANDO LA PASTORAL EN LOS COLEGIOS.

Liberto Esteve Requena.

Cronista Oficial Colegio Ntra. Sra. de los Dolores. Villena.

Hay que regar, y más en estos meses que se avecinan. Se necesita cuidar bien lo que se planta para conseguir los frutos deseados. Con paciencia todo germina. Lo mismo pasa con el alma. Hay que estar pendiente de todo. De cada suspiro, de cada emoción, de cada respuesta a lo que el corazón mande. Y somos todos los que de un modo u otro, desde nuestra tarea o función, los responsables de que nuestro interior funcione.

Como colegio vicenciano, profesores, padres, comunidad educativa en general, debemos de poner el agua donde haga falta, empapar a quien lo necesite.

La pastoral es un cauce para ello. Un río que ayuda a crear hombres y mujeres felices con espíritu cristiano. Un espíritu de vida al estilo de ese Cristo que es la vida y el agua viva.

Los colegios vicencianos ya llevan años ofreciendo valores cristianos y vicencianos para ayudar al alumno y a sus familias a reflexionar, conocer y sensibilizar. Ofrecen cada año un valor educativo en cada curso académico para crear en los demás un corazón más amplio y más feliz.

El curso que ahora termina acogía por septiembre el valor del Servicio, un valor que se ha trabajado durante todo el año esponjando cada proyecto y cada dinámica, colándose en las materias impartidas y en las celebraciones realizadas. El martes de esta segunda semana de junio, los colegios vicencianos de la zona, nos reuníamos para evaluarlo y compartir experiencias.

Una vez hecha la reflexión y vistos los pros y los contras, se nos presentó el nuevo valor para el curso próximo: La Esperanza. Su lema : Sembradores de esperanza.

No es lugar aquí para desvelar los objetivos, ni la cantidad de sorpresas en forma de oraciones, canciones, películas, textos, reflexiones… Ya tendremos ocasión, a no mucho tardar, de presentar a todos este valor tan sugerente y lleno de vida.

Lo que sí que podemos desvelar es que habrá una canción que nos hará bailar y que encierra en su letra valores para toda una vida. Todo eso y mucho más está por descubrir y no tardaremos en hacerlo público. Mientras tanto, sigamos esperanzados y viendo como la semilla del amor va creciendo poco a poco.

Sigamos sembrando amor y mucha esperanza,  que eso es lo que no gusta.

 

 

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.