UNAMOS NUESTRAS MANOS. 25 DE NOVIEMBRE DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

Liberto Esteve Requena

       Cronista Oficial. Colegio Ntra. Sra. de los Dolores. Villena

 

Ojalá no hubiésemos inventado este día, ni aquellos en los que reivindicamos tantas injustas situaciones diarias.  Ojalá no estuviera haciendo esta crónica.

Me indigna todo esto y me supone un gran esfuerzo hablar de estos temas; no obstante como a nuestro alrededor, y por desgracia, todavía existe violencia física y psicológica contra la mujer, me veo en la obligación de hacerlo.

Me va a ayudar a expresar lo que siento la sensibilidad que existe en el colegio de las Paulas de Villena sobre este tema y que se refleja en la cantidad de actividades y dinámicas que hemos realizado. Videos donde se muestran las realidades de muchas mujeres que sufren maltrato, cortos mediante el role-playing, escucha de canciones, confección de lazos morados, pintado de murales y decoraciones varias, tutorías organizadas por la coordinadora de igualdad y convivencia, etc, han creado durante estas últimas semanas un ambiente idóneo para que reivindiquemos el derecho a la libertad y la convivencia. Con todo este tipo de iniciativas pretendemos incluir en nuestras aulas el lenguaje inclusivo y que la diversidad sea una realidad. Apostamos por la igualdad con toda naturalidad trabajando los diferentes roles y estereotipos existentes.

Que un niño llegue a casa con una pulsera morada en la muñeca o colgada de su sudadera, puede que no alivie el dolor de tantas y tantas mujeres que sufren, pero deja patente nuestra repulsa al odio y el desamor. Que se oiga la canción de Rozalén por megafonía no cambia una vida, pero tararearla por los pasillos crea un ambiente propicio de convivencia y alegría. Que se vea desde la calle una puerta forrada de violeta, no seca unas lágrimas, pero crea conciencia. Que se hable en las clases de unidad, igualdad y cariño, no consigue inmediatas soluciones, pero ablanda corazones. Que se lean manifiestos no llega a suavizar rencores, pero oírlos ayuda, y mucho.

Pasará el día 25 de noviembre y volverán a haber días que recuerden otras injusticias, pero el tema del maltrato quedará en la mente de todos como un tema a resolver y en el que estamos implicados. De una forma u otra, con nuestra actitud siempre de respeto y cariño hacia el otro, estamos contribuyendo a que la convivencia entre todos sea normal y pacífica, amorosa y totalmente igualitaria.

Por tanto, solo nos queda unir nuestras manos contra la violencia de género y amar, porque no nos queda otra. Nuestra lucha ha de ser el cariño y la cercanía, así pues, no perdamos el tiempo en otra cosa.

 

 

 

 

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.