“APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS” (ABP)

Los días 9 y 10 de febrero en Castellnovo, un grupo de profesores ha recibido formación a nivel de Provincia sobre el tema: “El Aprendizaje Basado en Proyectos” (ABP). El ponente D. Ángel Ariza Cobos, nos ha hecho reflexionar como docentes, sobre la importancia de trabajar en equipo, para la implantación de las metodologías activas e innovadoras en las aulas, y más concretamente, sobre el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Según D. Ángel Ariza, la finalidad educativa del ABP es lograr que nuestro alumnado desarrolle diferentes tipos de competencias y sepa dar respuesta, a las situaciones de la vida cotidiana, habiendo adquirido conocimientos, sabiendo HACER, mostrando ACTITUD de esfuerzo y superación y construyendo el SER (Desarrollo sociopersonal y Educación en valores). Según el Informe Delors, UNESCO, 1996, es necesario Aprender a Conocer, Aprender a Hacer y a Vivir con los demás (SER).

Según el Proyecto DESECO: “La competencia es la combinación de habilidades interrelacionadas, conocimientos, motivación, valores, actitudes, emociones y otros elementos sociales y comportamentales, que pueden ser movilizados conjuntamente para actuar de forma eficaz (2002, p.8)”.

Las Competencias Clave en el Aprendizaje están relacionadas con el desarrollo de las Inteligencias Múltiples, recogidas en los Reales Decretos de Educación en las etapas de Educación Primaria y Secundaria y en la actual Ley Orgánica de Educación, LOMCE (8/2013, 9 de diciembre, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa). Estas competencias son las siguientes: Competencia Lingüística, Matemática y CCBB, en Ciencia y Tecnología, Competencia digital, Aprender a aprender, Competencias Sociales y Cívicas, Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor y conciencia y expresiones culturales.

Las competencias están basadas en la Taxonomía de Bloom, que establece diferentes tipos de acciones, según si se consideran propias del pensamiento de orden superior o inferior y son las siguientes: CREAR-EVALUAR-ANALIZAR-APLICAR-COMPRENDER-RECORDAR.

D. Ángel Ariza nos hizo reflexionar sobre las competencias clave en el aprendizaje (LOE, 2006), que como docentes debemos enseñar a nuestro alumnado, para hacerlos competentes en el siglo XXI:

-Investigación: Búsqueda y experimentación.
-Cooperación: Trabajo en equipo. Sinergias. Relación.
-Libertad: Responsabilidad y compromiso.
-Preguntas: Confianza e intercambio.
-Diversificación: Humanidad e integración.

Esta metodología activa e innovadora permite que el docente sea un guía, oriente el proceso de aprendizaje del alumnado, siendo éste el verdadero protagonista de su aprendizaje. El estudiante trabaja por competencias, a partir de sus intereses personales y sociales y adquiere valores, que le ayuden a saber dar respuesta a diferentes situaciones de su vida cotidiana.

Según Javier Valle: “Los cambios en el conocimiento se producen a una velocidad tan vertiginosa, que dificultan la actualización de los currículos”.

Los Centros educativos debemos impulsar en nuestras programaciones didácticas, proyectos multidisciplinares, que permitan al alumnado en sus diferentes niveles educativos, adquirir conocimientos y competencias clave, mediante proyectos que den respuesta a problemas de su vida cotidiana.

Esta forma de trabajo en el aula, requiere de un cambio de paradigma en la figura del docente, convirtiéndolo en guía, facilitador y motivador durante todo el proceso; salir de su zona de confort, crear productos nuevos y originales, que conecten con los intereses y las motivaciones de nuestro alumnado y dé respuesta a las necesidades del entorno próximo, haciéndolos más conscientes de la relación centro-entorno.

Desde este paradigma, se modifica el concepto de evaluación, entendiéndolo como mejora, retroalimentación y como elemento del currículo que se transforma y que implica la puesta en práctica de nuevos instrumentos de evaluación: Rúbricas, listas de cotejo, pruebas escritas, dianas de evaluación, entre los más importantes.

Finalmente, se nos mostraron los pasos para la elaboración de Proyectos ABP, trabajamos en equipo por Centros educativos y compartimos los proyectos realizados, aprendiendo de otros. Todo Proyecto debe partir de los siguientes principios pedagógicos fundamentales:

1.-Los contenidos han de ser significativos para quien los aprende.
2.-Ha de existir una necesidad de saber.
3.-Se formula un tópico generativo o pregunta en torno al que gira el producto final del Proyecto.
4.-Todo proyecto se ha de basar en las Competencias Clave en el Aprendizaje.
5.-La evaluación ha de ser retroalimentación y revisión.
6.-La investigación lleva a la innovación.
7.-Presentación de un producto final.

Todo proyecto ha de estar dirigido a lograr un producto final, concretado en un nivel educativo, con una temporalización, implicar su desarrollo en una o varias áreas del currículo, partir de un motivo, objetivo inicial y presentar de forma ordenada una secuencia de actividades, vinculadas a los diferentes contenidos, criterios de evaluación, estándares de aprendizaje y Competencias Clave de Aprendizaje. Cada actividad requerirá de unos recursos, metodología y evaluación (instrumentos, criterios de calificación). El trabajo en equipo nos permitió concretar el proyecto realizado en relación a la concreción del currículo.

Algunas herramientas TIC propuestas para el desarrollo de Proyectos ABP, son las siguientes: Gamificación, Flipped Classroom, Design Thinking, Problem Based Learning, Visual Thinking.

La evaluación ha de ser formativa, criterial, una evaluación centrada en los procesos e integrada en el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el alumnado será activo y cooperador en su proceso de aprender. Algunas de las claves en el aprendizaje son las siguientes:

1.-Evaluar no es calificar.
2.-El error es útil.
3.-La participación como elemento natural.
4.-La evaluación ha de ser multidisciplinar.
5.-La evaluación es un instrumento de mejora.
6.-La evaluación como herramienta didáctica.
7.-La evaluación tiene una función calificadora, pero sólo ésta, es desmotivante.

Finalmente, se nos presentaron algunas herramientas de evaluación, como las rúbricas, entendidas como un instrumento de evaluación y/o calificación, que sirve para evaluar el desempeño del alumnado, en una tarea o actividad compleja, mediante criterios de evaluación. Tuvimos la oportunidad de poder practicar la realización de una rúbrica de evaluación vinculada, a nuestro proyecto ABP de Centro.

Una experiencia formativa gratificante y motivadora, necesaria para innovar en nuestros Centros educativos, que nos ha permitido aprender practicando, trabajar en equipo y compartir experiencias e ideas con otros docentes.

“La innovación requiere ideas nuevas… La educación tiene una responsabilidad frente a la tradición…” Seymour Papert

Roberto A. Hernández; Patricia Ruiz; Elisabeth Céspedes y Mª Carmen Girón.

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.