II SEMINARIO DE GABINETES PSICOPEDAGÓGICOS Y DEPARTAMENTOS DE ORIENTACIÓN

El día 26 de enero de 2018 en el Ateneo Mercantil de Valencia, el Colegio Oficial de Pedagogos y Psicopedagogos de Valencia, ha organizado en colaboración con Escuelas Católicas y Centros de Enseñanza (FECEVAL); el II Seminario de Gabinetes Psicopedagógicos y Departamentos de Orientación: “La mediación y la resolución de conflictos”, dirigido a profesionales del ámbito educativo de los centros educativos de la Comunidad Valenciana. Este segundo Seminario, está dirigido a trabajar de forma multidisciplinar el acoso escolar, el ciberbullying, la violencia y sus tipos.

En la primera ponencia: “Plan Estratégico de Convivencia Escolar» por D. José Luis Crespo Balcones, Consejero Técnico Proyecto Convivencia, Innovación y Diversidad. Centro Nacional de Innovación e Investigación educativa (CNIIE), quien nos mostró el manual sobre el acoso escolar, elaborado por el Ministerio de Educación y dirigido a los profesionales de la educación en los Centros educativos.
Los centros educativos, pueden llevar a cabo las siguientes actuaciones para prevenir la violencia escolar en su ámbito de intervención:
1.-Programas de Prevención a implementar desde edades tempranas, que impliquen la educación en valores, emocional y en habilidades sociales.
2.-Trabajar la empatía, como una habilidad fundamental de relación interpersonal.
3.-Portal de convivencia, al que los docentes pueden aportar experiencias desde su práctica y desde donde se les puede orientar y guiar.
4.-Blog EducaLab.
5.-Otras líneas de actuación implican la investigación educativa y social en materia de convivencia escolar.

En la segunda ponencia con el título: «Resolución de Conflictos en el ámbito escolar: Una experiencia de colegio» por Dª Ángela Serrano Sarmiento, Doctora en Pedagogía y co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula; quien nos hizo reflexionar sobre la importancia de educar para saber convivir en el siglo XXI.
Es necesario desde la familia y en los centros educativos, educar las capacidades, y más concretamente, la capacidad de convivir y el valor del respeto. Es importante que familia y equipo docente estén implicados en contribuir en la mejor convivencia y en la prevención de la violencia.

Cuando se habla de Bullying, según Dª Ángela Serrano, se refiere a una agresión directa a una víctima. Las víctimas de acoso escolar se sienten intimidadas y no denuncian esta situación. El miedo y la ira bloquean la emoción. Las víctimas requieren un tiempo de recuperación. Uno de los tipos de Bullying es el Ciberbullying, en el que se emplean las redes sociales.

Antes estas situaciones de violencia escolar, los Centros educativos, en colaboración con la familia, pueden adoptar diferentes actuaciones preventivas:
1.-Conformar equipos de convivencia flexibles.
2.-Formar a tutores de resiliencia.
3.-Aulas de convivencia.
4.-Crear figuras de árbitros de convivencia.
5.-Formación del profesorado y de las familias en la prevención y en la resolución de conflictos.

Existen factores de riesgo que promueven la violencia: Factores individuales. Factores sociales. Factores escolares. Factores familiares. Existen factores de protección, que ayudan a que las personas no generen conductas violentas. Es importante conocer desde los centros educativos, los factores de protección y de riesgo en el alumnado, que pueda manifestar este tipo de conductas.

El alumnado que presente conductas disruptivas requiere un programa de intervención a largo plazo, no una intervención puntual. Se requiere de un plan de intervención, donde esté implícita la aplicación de la normativa correspondiente y la colaboración del entorno.

En la tercera ponencia, se nos presentó un “Programa de Prevención de la Violencia Escolar (AVE), implementado por el Centro CEU San Pablo de Valencia”.

La filosofía de su protocolo de intervención, es la siguiente:
1º.-Evaluación de la conducta disruptiva.
2º.-Actuación temprana, fomentando la conducta de tolerancia cero a la violencia escolar.
3º.-Identificación de la conducta con todos sus indicadores y rápida intervención educativa.
4º.-Actuación inmediata con un plan de intervención, con todas las partes implicadas.

Se elabora un “contrato de buen trato” con toda la clase y en particular, con las personas implicadas y esto, es trabajado desde la acción tutorial, desde el compromiso personal y grupal. Este protocolo de actuación del buen trato, consiste en realizar una reflexión con toda la clase sobre los siguientes aspectos:
-Qué comportamientos de maltrato o acoso no me gustaría recibir.
-Qué acciones podemos tomar contra el maltratador.
-Qué tipo de sanciones se deberían imponer.
-Qué podrían hacer ellos respecto a las conductas de otros.

En la cuarta ponencia, con el título: “Aspectos jurídicos a tener en cuenta en situaciones de acoso escolar”, por D. Miguel Ángel Coello Sánchez, gerente de la Fundación San Vicente Mártir, se nos presentó el marco legal, la respuesta a nivel penal, civil y educativa y las consecuencias derivadas de la ley con respecto al acoso escolar. El Decreto 39/2008 de 4 abril, que regula los derechos y los deberes del alumnado, padres, madres, tutores o tutoras, profesorado y personal de administración y servicios, establece el protocolo a seguir en los casos de conductas contrarias a la norma y al acoso escolar en los centros educativos.
La responsabilidad de un acto contra la dignidad e integridad física y moral de una persona, es responsabilidad de todos. En los Centros Educativos se puede trabajar de forma preventiva a través de los Planes de Convivencia, Plan de Acción Pastoral y Plan de Acción Tutorial. Toda conducta de un menor que conlleve algún daño en el Centro, ha de ser reparado, tanto a nivel físico, como moral.
El Código Civil y Penal tipifica las conductas violentas en menores y existe una norma-sanción para ello. Es importante que, los Centros educativos en colaboración con la familia, actúen para proteger a los menores y también, se creen dentro de los Centros espacios para la comunicación.

En la quinta ponencia con el título: “Proyecto DÍDE. Proyecto para la Detección de dificultades de aprendizaje y elaboración de informes psicopedagógicos”. DÍDE es una plataforma que une familia, profesorado y otros especialistas, que permite mediante unos test identificar y detectar de forma temprana, posibles dificultades de aprendizaje de forma que, se agilice el proceso de intervención con el alumnado que manifieste dificultades en su aprendizaje.

La sexta ponencia con el título: “El conflicto: Una oportunidad”, cuya ponente fue Doña Esmeralda Llorca Valmaña, orientadora en la Unidad de Atención e Intervención del PREVI, quien nos hizo reflexionar sobre el conflicto como un reto y nos expuso los factores que ayudan en la resolución del conflicto:
• -Comunicación: Formas y vías para saber comunicar y cómo comunico.
• -Factores morales: Es importante llegar a un consenso y al diálogo sobre la tolerancia cero a la violencia escolar.
• -Creatividad: Como iniciativa para poder evitar y resolver el conflicto.
• -Emocionales: Mantener la calma para dar una respuesta adecuada y eficaz al problema.
• -Cognitivas: Habilidad para poder analizar las causas, buscar soluciones y prever las consecuencias.
Para poder dar respuesta educativa al conflicto, es necesario conocer bien el contexto social y familiar del alumnado, que manifiesta conductas contrarias a la norma; con el objetivo de llevar a cabo actuaciones educativas, que impliquen la implementación de un plan de prevención, la mediación escolar, un modelo de intervención dialógico, una tutorización entre iguales, propuesta de alumnos mentores, formación del equipo docente, puesta en práctica del Plan de Acción Pastoral y la implementación de una metodología cooperativa en las aulas.

Por último, se nos expuso el tema del “Ciberacoso: ¿Qué, dónde y cómo?” cuya ponente fue Dª Jennifer Decornoy, directora de la Asesoría Jurídica de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (FECEVAL). En esta última ponencia, se nos explicó cuáles son los indicadores para tipificar un ciberdelito y nuestra actuación educativa por parte de toda la Comunidad Educativa.

Es importante, diferenciar conceptos como Sexting, que implica el envío de contenido de tipo sexual, empleando un dispositivo móvil; Sextorsión, que es una forma de explotación sexual, en la cual, una persona es chantajeada con una imagen o vídeo de sí misma en una situación íntima, que generalmente, ha sido previamente compartida mediante sexting y el childgrooming, es la relación online, con una persona que se hace pasar por un menor y conlleva una cita en persona.

Es necesario como educadores, padres y profesionales de la educación, que valoremos cada caso y que sepamos actuar antes de que esto suceda, la prevención y la educación en valores, habilidades sociales y emocionales, es lo más importante desde edades tempranas y en esto, debemos estar implicados toda la Comunidad Educativa.

 

Mª del Carmen Girón Calero.

 

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.