AMÉMONOS LOS UNOS A LOS OTROS

AMÉMONOS LOS UNOS A LOS OTROS

Liberto Esteve Requena.

Cronista oficial del colegio Ntra. Sra. De los Dolores

 

El enemigo del amor es la rutina. Esta sentencia ya la escribí alguna que otra vez, y cada vez que reflexiono sobre las ingratitudes y contrariedades, sobre los errores y la falta de amor entre los hombres, me viene a la mente esta frase.

Nos olvidamos a menudo de amar y es lo que urge, lo que se necesita. Tiene que convertirse en una inmediatez, en una urgencia. Pasan los días y las relaciones con los demás se hastían, se degradan, se desvanecen por culpa de la odiada rutina. Nos prometemos amor y el tiempo nos hace olvidar el apego y la ternura.

La paz, no es otra cosa que un amor disfrazado de cariño y comprensión, y de vez en cuando, es bueno recordarlo. En el Colegio lo solemos hacer, solemos decirnos que la unión, es mejor que la discordia, la esperanza, mejor que la desesperación y la paz, mejor que el odio.

Durante estos días, en las tutorías y en las celebraciones hemos vuelto a hablar de amor y hemos plantado, simbólicamente, semillas de paz para que los frutos sean deseos de justicia, tolerancia y generosidad.

Es una realidad, por desgracia, que el mundo sufre el indeseado maltrato a la mujer, las guerras y en consecuencia la salida masiva de personas de sus países de origen, la violencia y el terrorismo. Y todo esto es por falta de amor, por falta de entendimiento.

Durante estos días, nuestro cole vuelve a cantarle al mundo y levanta la voz para que la luz de Dios ilumine el corazón del hombre, que está podrido de amargura.

Un día de la paz es insuficiente para cambiar el interior de las personas, necesitamos que la rutina se vista de comprensión y afecto y valores por el estilo.

Amar es lo que urge.

Los comentarios están cerrados.