QUE SI NACE DIOS, QUE SEA A TU LADO. Final del Primer trimestre.Curso 2017-18

Liberto Esteve Requena. Cronista oficial. Colegio Ntra. Sra. de los Dolores. Villena.

Como una buena plaga, el colegio se llena de Navidad en el mes de diciembre. Se empapan las paredes de cartulinas con colores de alegría y los deseos fluyen a borbotones. Se acaba el trimestre, el primer empujón de un curso que en septiembre abrió sus puertas. Resultados, notas, esfuerzos y desánimos, intenciones para mejorar, alegrías y decepciones. El haz y el envés del día a día en las aulas y del final de un trimestre cargado de información en nuestras mentes. Se nos acaba una etapa en la que hemos observado cómo los de Infantil iban creciendo, Primaria, formándose y los de la ESO, madurando y aprendiendo.

En los pasillos quedan huellas de una Navidad pregonada, signos que animan y alegran. Frases que atisban un mundo mejor, promesas por cumplir, en camino. Belenes y figuritas, dinámicas de un Adviento que no se quiere marchar, porque quiere anidar en el corazón.

La evaluación de lo aprendido ya quedó atrás, ahora queda seguir, y corregir, reconocer fallos, sin buscar culpables. Queda mejorar y andar, luchar por los anhelos. Queda pedirle a Dios, el recién nacido, que nos dé mucha salud y buenos consejos.

El Colegio Ntra. Sra. de los Dolores se despide hasta el 8 de enero después de haber celebrado su tradicional Belén Viviente. El pueblo de Belén, reconstruido a nuestra manera, recibía a la Gran Familia de Nazaret en su patio de arcos, agasajado por los pastores – niños de Educación Infantil-y a los Reyes Magos de Oriente y sus pajes. Un grupo de bailarinas de 4º de ESO les daba paso, a estos últimos, para realizar una adoración. Lo hacían entre una gran multitud de familias concentradas en nuestro patio principal, después de oír su pregón desde el balcón de comunidad. Los más pequeños, a continuación, tuvieron la suerte de posarse sobre sus rodillas y contarles sus deseos y posibles regalos. Música y pandereta, los alumnos de Rosa y voces blancas – no faltó el coro de nuestro colegio- estuvieron acompañando a sus majestades. Se pudo escuchar la excelente actuación de un grupo de madres quienes cantaron los villancicos: Ya está aquí y la virgen rociera (para sacarse el sombrero o el casco de romano y saludar). El decorado del río y las casetas, con los alumnos vestidos para la ocasión, ofrecían color y calor al ambiente. Caliente estuvo el Niño Jesús en compañía de la burra y graciosos estuvieron las cabras y cabritillos. Él, el más importante en nuestros días y siempre, fue testigo de la solidaridad de la Comunidad Educativa en forma de paquetes navideños para los más necesitados. Caridad que no falte en un colegio como el nuestro, ni caridad, ni servicio. Hemos de ser más, para servir mejor.

Ha llegado la Navidad y es tiempo de crear cercanía y abrazos. El Colegio Paulas de Villena la ha celebrado y la celebrará sabiendo que si nace Dios, lo hará a nuestro lado para seguir siendo nuestro modelo, el primer maestro y nuestro guía en el día a día. Esperamos que el 2018, esté repleto de buenas cosas y que la lluvia -tan necesaria- empape los campos como el amor de este Niño en nuestros corazones.

FELIZ NAVIDAD DE PASCUAS Y AÑO NUEVO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share Button

Los comentarios están cerrados.