COMBATIR LAS INJUSTICIAS

Ya en el 1605 aparecía un personaje en una novela- la cual luego sería un bestseller- que se preguntaba qué hacía en este mundo. Por las noches, cansado del camino, miraba al cielo y se hacía la misma pregunta. Este personaje fue Sancho Panza, quien gracias a Miguel de Cervantes, creó, junto a su amo, Don Quijote, las historias más disparatadas e irreales. Sancho, en una de sus intervenciones se dirige a su señor y le pregunta: ¿Qué hacemos en este mundo? La respuesta, después de una larga parrafada concluía así: Estamos en este mundo para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén.

Sumergidos en el siglo XXI el ser humano no deja de sorprendernos con sus actitudes y conductas. Muchas de ellas deleznables, horribles e incorrectas. Otras, por suerte, hacen posible que el mundo sea mucho mejor ya que el bien triunfa sobre el mal.

Este año, puesto que el objetivo formativo es la Justicia, el colegio se ve en la obligación de enseñar a los alumnos a hacer el bien y hacerles ver que hay conductas que no llevan a ninguna parte. Para enseñar nos apoyamos en los valores del respeto o la honradez, entre otros, pero también recurrimos a tutorías específicas.

Estos días hemos tenido una charla impartida por una jueza de Primera Instancia e Instrucción, Edurne Legaz Alfonso, quien nos ha hablado de temas legales, de aspectos judiciales, de ciberacoso, de acoso y violencia de género, entre otros aspectos.

Los alumnos de  3º y 4º e ESO se han familiarizado con el vocabulario jurídico ( medidas privativas de libertad, emancipar, régimen semiabierto, condena, orden de alejamiento…) y han conocido cómo la Constitución española del 78 hizo cambiar las leyes y cómo algunas conductas o faltas de respeto a los padres eran inimaginables antes de aquellos años.

Ha sido un honor escucharla y oírla compartir sus experiencias vividas, los casos reales a los que se enfrenta a diario, la realidad de la delincuencia o lo apasionante que es su trabajo.

La impresión que se nos ha quedado es que la vida está llena de peligros pero que con una actitud correcta, un saber estar y una buena disposición para hacer el bien, se puede ir por el mundo muy, pero que muy feliz. Y todo con conductas constructivas, positivas y enriquecedoras como esta charla.

Share Button

Los comentarios están cerrados.