Charla Formativa: La Puerta de la Felicidad en clave Vicenciana 20 de mayo, 2016

opendoorfield

El pasado día 20 de mayo a las 16:30 horas en el Colegio Carmelitas de Alicante, Sor Rosa María Miró, Hija de la Caridad en la Obra Social de Santa Luisa de Marillac de San Agustín (Alicante); nos ha hecho profundizar a los distintos miembros de la Familia Vicenciana (A.I.C.), sobre la búsqueda de la Felicidad desde dentro de cada uno de nosotros, como un Encuentro con Dios y como un Encuentro con el otro.

                  Antes de iniciar la charla formativa propiamente dicha, pudimos admirar 3 escenas cortas de teatro sobre nuestra Misión Cristiana como parte de la Familia Vicenciana. Con estas escenas hemos reflexionado, sobre la importancia como Cristianos de saber acompañar a las personas que están cerca de nosotros y hacer aquellas cosas, que verdaderamente nos apasionan y nos abren la puerta del corazón, aquellas que nos acercan al Bien, que nos acercan a Dios.

                  Sor Rosa María Miró inició su charla dándonos el siguiente Testimonio de Vida Cristiana: “Comed del Bien y se deleitará vuestro Corazón. En la ayuda a los demás encontrarás la Paz interior y el Encuentro con Dios. Esta es la verdadera Felicidad”.

                  Según las palabras de Santa Teresa de Jesús: “Que nada te turbe, que nada te espante, a quien Dios tiene, nada le falta”.

                  La Felicidad, búsqueda del hombre a través de los tiempos, nos lleva a reflexionar como Familia Cristiana sobre su significado. Como Familia Vicenciana se nos invita a saborear cada experiencia, a disfrutar del presente, a vivir intensamente cada momento y al servicio y a la ayuda a los más necesitados. En este servicio se encuentra a Cristo. Cristo es nuestra fuerza, a nada temeré.

El secreto de una vida feliz es ver a Dios en todo. La necesidad y los acontecimientos son las experiencias que Dios nos envía. Podemos pasar la vida en un exceso de activismo, pero para ser Feliz es necesario vivir en Clave de experiencia cristiana, porque el que AMA todo lo que acontece, se transforma en BIEN.

Unos jóvenes que caminaban por el desierto en búsqueda de la Felicidad, preguntaron a un sabio: “¿Quién es el más feliz de la tierra? Y el sabio les respondió: El ser más feliz de la tierra es Dios. Pero, siguieron preguntándole: “Después de Dios, ¿quién es el hombre más feliz? Y el sabio les respondió sin dudarlo: Es la persona que está más cerca de Dios”.

La búsqueda de Dios hace a las personas intrépidas y fuertes. Son personas que gozan de la dulzura del Mundo interior, porque para quien AMA a Dios no hay cosas difíciles. La Fuerza del Espíritu Santo está presente en sus vidas.

Sor María Rosa Miró después de esta reflexión nos invitó a leer este libro: “Si tú no puedes perdonar, esto es para ti”. Todas las fuerzas que uno tiene, no son suficientes para sanar las heridas que llevamos dentro. Necesitamos un Salvador.

                  Hoy en día es necesario cuidar la vida interior y comunicar las experiencias, porque el Señor nos concede sus Gracias. El Siglo XXI es el siglo de mayor espiritualidad, por lo que es necesario no sólo profundizar en el interior, sino también “salir hacia fuera”, ayudar a las personas que necesiten de nuestro servicio, apoyo, escucha, u oración. En palabras de San Vicente de Paúl: “Hemos de mirar con dignidad a los pobres. Ellos serán nuestros Maestros”.

                  El Papa Francisco nos alerta de la globalización de la indiferencia, por lo que todos estamos llamados como Cristianos a revestirnos de las entrañas de la Misericordia. Entrar en los sentimientos del otro, saber entenderlos y empatizar con ellos. Como cristianos estamos llamados a dar Esperanza, abrir la “puerta de la Felicidad en el Encuentro con Dios y con los que nos necesiten”, revestirnos de humildad, sencillez, paciencia y perdón.

                  En este año de la Misericordia se nos invita como cristianos a revestirnos de la Misericordia: “Llenar el corazón de Esperanza, es imprescindible.  A veces hay que perder el miedo, porque el corazón humano ansía la búsqueda de la Felicidad, que es el Encuentro con Dios”. Estamos llamados a cambiar el mundo con Humildad y Amor. Revestirnos de las entrañas de la Misericordia para hacer una convivencia agradable, abriéndoles la puerta de la Felicidad a todos. Es importante, para cambiar el corazón de los demás enseñar con humildad, aconsejar desde la sencillez y corregir, dando pistas y orientaciones.

“No seamos pasivos ante las dificultades, Cristo es nuestro Futuro, nuestra Esperanza, vale la pena abrir nuestros corazones”

IMG_2769

                 

 IMG_2770

Share Button

Los comentarios están cerrados.